Branding: comunicarse bien con el cliente es esencial

Branding: comunicarse bien con el cliente es esencial

Muchas agencias y/o diseñadores gráficos consideran uno de sus principales retos en su vida profesional el tratar con clientes que siempre quieren más y más cambios acerca de las propuestas que se les entregan. Básicamente consideran a los clientes como una especie de problema necesario. Esto se puede resolver sencillamente con el establecimiento de reglas claras antes de comenzar cualquier proyecto.

Pongamos un ejemplo. Paul Rand, el famoso diseñador contratado por marcas como IBM y Ford, entre otras, fue requerido en una ocación por un admirador suyo: Steve Jobs. Cuando Jobs le preguntó a Paul, qué pasaba si no le gustaba la propuesta de un diseño de logo, -es decir, si podía pedir cambios en el logo después de que se le entregara- Paul respondió: Mira, yo te voy a entregar la solución, puedes usarla o no, pero de todas formas me vas a pagar.

En otras palabras Paul establecía las reglas del juego claramente antes de comenzar. “Si no te gusta, no lo uses, pero aún así me vas a pagar por mi trabajo.” Muchos diseñadores no se atreverían ni siquiera a hacer algo cercano a semejante afirmación. ¿Entonces por qué Steve Jobs aceptó? Pues porque conocía al hombre y sus diseños. No se escandalizó en lo más mínimo ante esta respuesta ya que la fama de Paul Rand le precedía. Steve sabía que Paul Rand era una persona responsable que había entregado resultados exitosos a muchos otros clientes.

“Te voy a entregar la solución, y puedes usarla o no, pero de todas formas me vas a pagar” ― Paul Rand a Steve Jobs

¿Tiene que ser un diseñador tan famoso como Paul Rand para responder así sin que el cliente desconfíe? En nuestra opinión no, simplemente debe mostrar su trabajo profesional -lo que ha hecho anteriormente para otros clientes- y establecer ciertas reglas claras que sean justas: Por ejemplo: “te voy a entregar tres opciones de este logo con derecho a dos cambios”. La cantidad de reglas que se deben establecer varía de acuerdo al tamaño del proyecto. Proyectos sencillos requieren reglas sencillas, mientras que proyectos complejos pueden incluso requerir páginas escritas donde las partes puedan acordar no sólo que cosas se van a entregar, sino cuál es la forma exacta de trabajo. Esto hace que todos sean más felices.

Es completamente innecesario tener una visión negativa de los clientes por una simple falta de comunicación. Un buen diseñador -y una buena agencia-, sabe que sus clientes se sienten protegidos cuando se les muestran los trabajos de branding que han hecho anteriormente, así como cuando se les explica por escrito exactamente cuales son los entregables de su proyecto, las reglas bajo las que se trabaja y los tiempo de entrega.

Brandpetrám's Picture

Acerca de Brandpetram

Brandpetrám es una marca bajo la cual trabajan un grupo de profesionales dedicados al branding, desarrollo web y marketing digital que ayudan a nuevos y viejos emprendedores que comprenden el valor de internet para aumentar las ventas y a construir sus marcas y producir nuevos negocios.

Monterrey, México https://brandpetram.io